La importancia de crear un fondo de emergencia

Asegúrate de tener dinero ahorrado para algún gasto inesperado que se te presente.

Del: Equipo de Family Money

06.07.2022

Lectura de 6 minutos

Descubre cómo crear un fondo de emergencia, un elemento clave para cualquier plan financiero.

Todo el mundo debería tener un fondo de emergencia, nunca se sabe cuándo se puede presentar algún problema.

Puntos clave

  • Comienza con los fundamentos del presupuesto y el ahorro
  • Prepárate para el éxito
  • Automatiza el ahorro
  • Evita autosabotearte, como gastar en exceso, endeudarte con tarjetas de crédito con altos intereses o ahorrar en exceso

Todos hemos tenido gastos inesperados, por ejemplo cuando se rompe un electrodoméstico, se pierde un teléfono móvil o hay que reparar el auto. Las emergencias financieras, como los gastos médicos imprevistos o un despido, pueden hundir a una familia joven.

Por eso es importante ahorrar una parte de cada sueldo para un fondo de emergencia. Un fondo de emergencia es una reserva de efectivo que se guarda específicamente para emergencias. Según una encuesta de Bankrate, solo una cuarta parte de los estadounidenses (25 por ciento) dice tener una reserva de seis meses en una cuenta de ahorros para gastos imprevistos. Otro 19 por ciento dice que podría cubrir entre tres y cinco meses de sus facturas y gastos diarios con su fondo de emergencia. "Más de la mitad (o el 57 por ciento) de la generación Y (entre 25 y 40 años) no tiene ningún ahorro para emergencias o no podría cubrir los gastos de tres meses. Esta cifra se compara con el 44 de los encuestados de la generación X (entre 41 y 56 años) y el 49 por ciento de la generación de la posguerra (entre 57 y 75 años). A la inversa, el 30 por ciento de la generación de la posguerra y el 29 por ciento de la generación X tienen suficientes ahorros de emergencia para cubrir al menos seis meses de gastos, en comparación con el 19 por ciento de la generación Y".

Cuando se vive al límite de un posible desastre financiero, se puede experimentar un mayor estrés mental. Pensar en todo lo que podría pasar es abrumador. Asegúrate de darle una red de seguridad financiera a tu familia. Estar preparado fiscalmente puede dar más confianza y la capacidad de ahorrar para algún imprevisto es una buena lección para compartir con tus hijos. Crear un colchón para las adversidades no es complicado ni muy difícil. Te mostramos unos pasos para comenzar.

Vuelve a lo básico

Escribe tu presupuesto y determina tus gastos. Asegúrate de que tus hijos participen para que entiendan por qué es importante tener un presupuesto y establecer objetivos de ahorro. Family Money es una opción estupenda para que tus hijos controlen sus gastos. Los niños pueden ahorrar, gastar y aprender a manejar el dinero. Tus hijos aprenden con el ejemplo y no es demasiado pronto para que ahorren para un fondo de emergencia. Aunque no haya una emergencia, como una costosa reparación en el hogar, es conveniente que adquieran el hábito de ahorrar para eventos imprevistos. Quizá el auto de tu hijo adolescente necesite una reparación. Si bien realizaron un presupuesto de los pagos del auto, la gasolina y el seguro, un nuevo motor de arranque no estaba en los planes. No tener acceso a su auto es una verdadera crisis para tu hijo adolescente. Aprovecha este problema como una oportunidad de aprendizaje. Compartir la necesidad de ahorrar una parte de cada sueldo para un fondo de emergencia forma parte de una buena lección de educación financiera. Al profundizar en el presupuesto real, se toman en cuenta cuestiones menos importantes. ¿Cuánto se gasta en la cafetería más cercana, en almuerzos para llevar o en excesos de uso de datos en un dispositivo móvil? Si decides llevar el almuerzo al trabajo o cocinar una pizza el viernes por la noche en lugar de pedirla, ese dinero se puede ahorrar para el fondo de emergencia. Cada familia tiene una situación financiera diferente. Ya sea que estés ahorrando $10.00 por semana o $100, la buena noticia es que estás ahorrando. Estás dando un buen ejemplo a la hora de establecer las prioridades para tu familia.

Prepárate para el éxito

Después de obtener algo de dinero extra en el presupuesto, el siguiente paso es crear un objetivo. Saca la calculadora y comienza a sumar todos tus gastos esenciales, como vivienda, comida, servicios públicos, matrícula, ropa, préstamos escolares, transporte, etc. Aunque lo mejor es tener ahorrado para 3 o seis meses, esa cifra puede parecer intimidante e inalcanzable. Así que prepara a tu familia para el éxito ahorrando un mes o incluso 2 semanas. Alcanzar ese primer objetivo puede darte la motivación que necesitas para seguir. Fija tu siguiente objetivo un poco más ambicioso, y el tercero aún más. Para entonces, el ahorro se habrá convertido en un hábito, y la motivación positiva que se crea al cumplir los objetivos más pequeños te ayudará a alcanzar los más grandes.

Automatiza el ahorro

Ahora que has ideado un plan y un objetivo, pon tus ahorros en piloto automático. La mayoría de los empleadores ofrecen el servicio de depósito directo y pueden depositar ciertos fondos en más de una cuenta.

Considera la posibilidad de depositar el dinero destinado a tu fondo de emergencia en una cuenta de ahorro o en una cuenta de depósitos en divisas que esté asegurada por la Federal Deposit Insurance Corporation o la National Credit Union Association. Estos tipos de cuentas pueden ofrecer tasas de interés competitivas. Otro punto a favor es que pueden evitar que pienses en gastar porque tienen un límite de seis extracciones al mes.

Los lugares menos atractivos para guardar un fondo de emergencia son: la bolsa de valores, un Certificado de depósito (CD) y una cuenta de cheques. El mercado de valores puede ser útil para obtener posibles ganancias a largo plazo, pero no la mejor opción si necesitas algo inmediato. Operar en corto en la bolsa es demasiado riesgoso y podrías perder tus ahorros.

Es posible que un certificado de depósito no sea la mejor opción porque algunos certificados de depósito tienen penalizaciones por la extracción anticipada de los fondos. Si tienes una emergencia y necesitas extraer el dinero antes de tiempo, puedes perder los intereses y tener que pagar más dinero para acceder a los fondos. Tener el fondo de emergencia en una cuenta de cheques no es la mejor opción porque extraer el dinero de allí es demasiado fácil. Es mejor tener los ahorros en un lugar que sea accesible, pero no demasiado accesible.

Evita autosabotearte

El autosabotaje se presenta de muchas formas diferentes, por ejemplo, al abrir nuevas líneas de crédito, ignorar el pago de intereses altos de una deuda actual y ahorrar en exceso. Por ejemplo, una vez que te acostumbras a ahorrar todos los meses, es fácil caer en la rutina y dejar los malos hábitos de gasto. Es posible que dejes de salir a comer un par de veces a la semana para poder financiar tu fondo de emergencia. Saber que estás ahorrando se siente muy bien. Pero ahora comenzaste a comprar aprovechando las rebajas por Internet con una nueva tarjeta de crédito que ofrece puntos para cada compra. La factura de la nueva tarjeta de crédito comienza a acumularse y es posible que te encuentres más endeudado. Aún no pagaste las vacaciones a Las Vegas que financiaste el año pasado con otra tarjeta de crédito. No tiene sentido ignorar las facturas con intereses altos solo para tener un fondo de emergencia. Es importante ahorrar para las emergencias, pero cada semana estás con los números en rojo. La intención de ahorrar es buena, pero el aumentar las deudas anula cualquier oportunidad de ahorro.

En su lugar, es posible que quieras establecer un fondo de emergencia más modesto para el futuro inmediato y comenzar a pagar las facturas de las tarjetas de crédito. Una vez que se pague la deuda, puedes agregar un poco más a tu fondo de emergencia.

¿Sabías que es posible ahorrar de más? Tal vez estés tan decidido a alcanzar el objetivo de tu fondo de emergencia que olvides otros tipos de ahorro. Tienes que seguir pensando en tu futuro y usar el dinero para invertir de forma inteligente, ahorrar para la universidad y financiar tu 401(k) o IRA Roth.

El mejor fondo de emergencia es el que te da la tranquilidad de poder hacer frente a los momentos de turbulencia financiera a los que todos nos enfrentamos en la vida. La decisión de si se trata de los ingresos de un mes o de los de un año es una elección personal. La respuesta correcta es la que mejor se adapte a ti y la lección de vida que puedes enseñar a tus hijos hablando de esta importantísima educación para el ahorro.

Comienza a enseñarle a tu hijo todo sobre la educación financiera con Family Money.

Prueba Family Money durante 30 días*

*Se cobrarán $3.99/mes a partir de ese momento, a menos que canceles antes de que termine la prueba..

Qué leer a continuación...

Ve todos los artículos 
Ve todos los artículos