Cómo enseñar a tus hijos los pormenores de trabajar con un presupuesto

Es hora del regreso a la escuela: no te pierdas uno de los momentos más apropiados para el aprendizaje.

Del: Equipo de Family Money

09.10.2021

Lectura de 3 minutos

¡Enseña a tus hijos a trabajar con un presupuesto simple y de manera divertida!

Puntos clave
  • Comenzar con un presupuesto
  • Usar una lista de deseos
  • Aprender a ahorrar es importante

En agosto se celebra el Mes nacional del regreso a la escuela, lo cual es una excelente oportunidad para hablar con tus hijos acerca del dinero. ¿Recuerdas cuando eras un niño y te emocionaba volver a la escuela para ver a tus amigos? Muchos niños vuelven con ropa para estrenar, una mochila nueva y muchos útiles escolares. Las compras de la vuelta a la escuela son casi un rito, pero pueden resultar abrumadoras desde el punto de vista económico para los padres. Sea cual sea tu situación financiera, todo el mundo necesita un presupuesto.

Crea un presupuesto con tu hijo

Haz que tu hijo participe en este ejercicio real. Siéntate con ellos y crea un presupuesto realista para el regreso a la escuela. Comienza con una lista de la escuela de tu hijo. Dependiendo de tu distrito escolar, los requisitos variarán. Por ejemplo, el presupuesto del material escolar para un niño que va a ingresar a segundo grado será diferente de lo que necesita un estudiante de secundaria.

Anota todo lo que hay en la lista y calcula el costo aproximado. Pide a tu hijo que compare los precios en Internet o en la circular del periódico local. Haz un juego y quizás puedas recompensar al hijo que haga la lista con los mejores precios. Las compras comparativas son una forma de enseñar a los niños que las decisiones que toman tienen consecuencias en el futuro. También presenta el concepto de costo de oportunidad: si compras la mochila más cara no podrás comprar otros artículos de tu "lista de deseos".

Enseña a los niños a ahorrar con una lista de deseos

Asegúrate de dejar un poco de dinero en el presupuesto para las compras de la "lista de deseos". Más allá de lo imprescindible, siempre hay cosas que los niños quieren y que no son absolutamente necesarias. Una lista de deseos no es más que otra forma de tener sus objetivos financieros por escrito. Pídeles que comparen estos artículos tan deseados y que luego sumen el total. Es posible que les sorprenda lo que cuestan estos extras. Aunque no puedas decir que sí a todo, es una buena oportunidad para pensar en cómo podrían pagar esos extras. Intenta no desvirtuar la capacidad de ahorro de tu hijo comprando todo lo que hay en su lista de deseos. Haz que tus hijos vean la caja fuerte de Family Money: ¿han ahorrado algo? Si no es así, ¿están dispuestos a hacer algunas tareas extra en casa para tener más ahorros? Puedes ayudar a tu hijo a obtener las cosas que quiere enseñándole a ahorrar. Los niños saben cómo gastar. Pero hay una gran satisfacción en ahorrar, al igual que en gastar, si compreden que recibirán una recompensa. A tu hijo le resultará más fácil adquirir educación financiera una vez que el ahorro se convierta en un hábito.

Ten en cuenta las donaciones benéficas

Las familias tienen diferentes situaciones financieras y limitaciones presupuestarias. Sin embargo, las donaciones caritativas pueden ser una lección importante para tu hijo. Los padres quieren que sus hijos comprendan el valor de dar y que experimenten el sentido de propósito y la alegría que se siente al dar. Sin embargo, para tener estos valores, es importante plantar la semilla pronto. El regreso a la escuela es una buena oportunidad para ayudar a los niños necesitados. Determina con tus hijos qué tipo de útiles creen que son importantes para tener un desempeño satisfactorio en la escuela. Tal vez, puedas comprar una mochila adicional y llenarla de útiles escolares y donarla. Ve de compras con tu hijo y pídele que elija los artículos que van a guardar en la mochila. Dependiendo de la edad de tu hijo, es posible que quiera tomar la iniciativa y organizar una campaña para recolectar materiales escolares. La organización de una campaña para recolectar materiales escolares no es algo simple. Lo mejor es comenzar a planificar con tiempo y asegurarse de hablar con la administración de la escuela. Es posible que los funcionarios escolares sepan lo que ya está en marcha en su comunidad. Así que, tanto si los niños deciden donar unos pocos útiles como si quieren participar a nivel comunitario, es una forma segura de ayudar a tus hijos a dar los primeros pasos en la donación caritativa.

Enseñar a los niños a hacer un presupuesto es una parte esencial de la educación financiera. Integrar las compras del regreso a la escuela de forma divertida e interactiva les ayuda a poner en práctica sus habilidades presupuestarias.

Ayuda a tus hijos a aprender a establecer un presupuesto. Prueba Family Money gratis durante 30 días*

*Se cobrará $5.99/mes a partir de ese momento, a menos que se cancele antes de que termine la prueba. Consulta los Términos de prueba y renovación automática.

Qué leer a continuación...

Ve todos los artículos 
Ve todos los artículos