Enséñales a tus hijos a ahorrar

¡Aprende a transmitirles el valor del ahorro!

Del: Equipo de Family Money

07.29.2021

Comienza fomentando buenos hábitos financieros de acuerdo a la edad de tus hijos, nunca es demasiado pronto para aprender.

Puntos clave

  • Comienza a hablar acerca de ahorrar
  • Utiliza pequeñas tareas y remuneraciones para estimular buenos hábitos
  • Premia a tus hijos por tomar decisiones financieras inteligentes

Nunca es demasiado pronto para enseñarles a tus hijos a saber ahorrar. Comienza fomentando buenos hábitos financieros de acuerdo a la edad de tus hijos. Los niños de aproximadamente 8 años ya pueden comenzar a realizar tareas del hogar acordes a su edad y recibir una pequeña mesada por completarlas. Intenta evitar darles dinero porque sí, porque no es la forma en que funciona en el mundo real. El primer paso para que se conviertan en personas responsables en términos financieros comienza con una charla entre padres e hijos.

A continuación, te compartimos algunas sugerencias para comenzar la charla.

Niños pequeños: Comienza fomentando buenos hábitos financieros de acuerdo a la edad de tus hijos. Los niños más pequeños pueden comenzar a hacer pequeñas tareas y ser recompensados con una mesada. Ayúdalos a relacionar la idea de ahorrar y gastar. Habla con tus hijos acerca de cómo les gustaría usar su dinero. ¿Quieren guardarlo para usarlo en la juguetería? Ahorrar y fijarse metas es un aspecto fundamental en cuanto a su educación financiera.

9-12 años: Comienza a hablar sobre fijar objetivos. Ahora que tus hijos ya hacen tareas del hogar y pueden ahorrar, es momento de mencionar el tema de proponerse ciertos objetivos. Una manera de enseñarles a tus hijos es mediante el ejemplo. Cuando los padres se fijan el objetivo de ahorrar $2,000 para un viaje en familia, los niños pueden ver y contribuir a lograrlo. Ellos observan que los padres van a trabajar todos los días para ganar dinero, hacen pizzas en casa en vez de salir, miran películas con un dispositivo para hacer streaming en vez de ir al cine y utilizan el transporte público en vez de su vehículo. Da lugar a una buena oportunidad de hablar acerca de los objetivos de los niños también. Quizás quieran aportar dinero para el viaje. Si quieren ahorrar sus mesadas, puedes ayudarlos a calcular cuántas semanas les tomará ahorrar determinada cantidad. Se necesita perseverancia para mantener el rumbo y fuerza de voluntad para no gastar los ahorros en otra cosa. Todas estas situaciones son oportunidades para aprender y vivir las consecuencias del mundo real de primera mano. Family Money puede ayudarte a establecer las mesadas para tus hijos y llevar un seguimiento de sus hábitos de gastos. Alienta a tus hijos a idear nuevas maneras divertidas para ganar y ahorrar dinero. ¿Existen otros quehaceres del hogar que puedan hacer? Trabajar con tus hijos y ayudarlos a comprender el poder de los ingresos es un elemento clave para sentar las bases sobre las finanzas.

13-19 años: Enséñales a fijar varios objetivos. En este punto, tus hijos ya están acostumbrados a administrar dinero y comprenden los aspectos básicos de ahorrar. Ahora puede ser un buen momento para presentarles el método de la lista. Al utilizar la estrategia del método de la lista, les enseñas a tus hijos a ahorrar dinero para metas específicas y les ayudas a comprender los objetivos a corto y largo plazo. Un ejemplo de un objetivo a corto plazo pueden ser entradas para un concierto, mientras que un objetivo a mediano plazo puede ser una laptop o algo similar. Es importante que los adolescentes comprendan que es necesario ahorrar antes de realizar gastos prudentes. Family Money les permite a los niños tener un lugar para ahorrar para objetivos a corto plazo porque refuerza el aspecto visual de ahorrar. En la aplicación, los padres y adolescentes pueden ver fácilmente cómo se gasta el dinero. Tus hijos pueden desarrollar el buen hábito de ahorrar al menos una parte del dinero que reciben en sus cumpleaños, días festivos y ocasiones especiales.

Considera darles una recompensa adicional. Es una buena idea premiarlos por tener buenos hábitos de ahorro. A un adolescente, ahorrar puede resultarle más gratificante si sus padres igualan fondos o le dan una recompensa adicional. Por ejemplo, si tu hijo adolescente quiere ahorrar $100 para comprar un jean de diseñador, puedes darle un premio de $20 cuando lleguen a la mitad de su objetivo. Esto refuerza la importancia de ahorrar y puede preparar el terreno para ahorrar para objetivos importantes, como la universidad, a medida que tu hijo crezca.

Ya sea que se trate de ahorrar centavos en un frasco, descargar la aplicación Family Money o enviar a tu hijo a la universidad con una tarjeta de crédito, ayudar a los niños a aprender hábitos saludables en torno al dinero requiere mucho trabajo y paciencia. El primer paso en el camino de tus hijos hacia la educación financiera comienza contigo, y Family Money está aquí para ayudar.

Qué leer a continuación...

Ve todos los artículos 
Ve todos los artículos