El valor de las tareas más allá del dinero

Los niños aprenden habilidades valiosas para su vida simplemente ayudando en la casa.

Del: Equipo de Family Money

09.10.2021

Lectura de 3 minutos

Ayuda a tus hijos a conocer el valor del trabajo

Ya sea que le pagues a tus hijos por las tareas o no, pueden aprender habilidades valiosas para la vida realizando las tareas cotidianas.

Puntos clave

  • Enseñar a tus hijos las habilidades necesarias para completar las tareas
  • Ayudar a tus hijos a entender cómo pueden administrar el tiempo
  • Motivar a tus hijos mediante el refuerzo positivo
  • Seguir conversando

Pagar o no a los hijos por hacer las tareas domésticas sigue siendo un tema de debate. Todas las familias tienen tareas domésticas que hay que hacer para que el hogar siga encaminado. Sin embargo, para que esto ocurra, los familiares tienen que ayudar. Pero ¿se debe pagar a los niños por contribuir a la vida familiar? Algunos padres piensan que los niños deben ganarse el sustento como parte de la familia. Otros creen que los niños deben recibir un pago por sus esfuerzos, ya que realizar trabajos por dinero es una buena lección sobre cómo se gana el dinero.

La decisión de pagar o no por hacer las tareas va mucho más allá de las lecciones financieras. Cuando un niño completa una tarea asignada, siente que logró algo.

Comprometerse a completar un trabajo requiere tiempo y práctica. Cuando se le pide a los niños pequeños que guarden sus juguetes o pongan la mesa, se acostumbran a hacer el trabajo antes de entender que realmente es una tarea. A medida que maduran, los niños se dan cuenta de que todos realizan las tareas de la vida diaria. Las tareas cotidianas enseñan a los niños a ser miembros productivos, cooperativos y valiosos de sus familias. Además, hacer tareas con regularidad fomenta una fuerte ética de trabajo y la capacidad de trabajar en equipo para alcanzar un objetivo común.

Sin embargo, en la era de las aspiradoras robóticas, de las pantallas y de las distracciones, los niños hacen hoy menos tareas en comparación con lo que hacían sus padres. Hay mucha competencia por la atención del niño. Puede ser todo un reto mantener a tus hijos concentrados y lejos de la pantalla. Como padre, tienes que dar el ejemplo para crear la estructura que garantice que tu hijo tenga las habilidades que le ayudarán cuando llegue a la edad adulta.

Aquí tienes algunas sugerencias para comenzar.

Asegúrate de que tu hijo sepa cómo hacer la tarea

Antes de asignar una tarea a tu hijo, haz el trabajo con él. Por ejemplo, si el trabajo es lavar el auto de la familia, haz que tu hijo te siga y complete la tarea. Saca la manguera, el detergente, las esponjas y el balde. Asegúrate de que entiendan lo que consideras un trabajo bien realizado. Piensa que es una forma de preparar a tu hijo para alcanzar el éxito y tener una oportunidad de experimentar una sensación de logro. Es un buen momento para tener una conversación con tu hijo sobre sus objetivos y cómo crees que puede alcanzarlos.

Enseña cómo administrar el tiempo

Los niños que hacen tareas también aprenden lecciones de administración del tiempo. Cuando asignes una tarea asegúrate de poner una fecha u hora en la que debe completarse. Los niños sabrán si tienen tiempo para jugar otra partida de la X box o si tienen que ponerse en marcha para realizar la tarea. Aprenden que tienen que dejar de lado el entretenimiento, a administrar su tiempo y a sentir la satisfacción de un trabajo bien hecho. Si una tarea no se completa a tiempo, puedes darle una advertencia para darles un empujón. Como siempre, es bueno hablar con tus hijos acerca de cómo podrían abordar las tareas para completarlas a tiempo.

La motivación es clave

Incentivar a tus hijos para que realicen las tareas es esencial. Los niños, sobre todo los mayores, pueden procrastinar. Sin embargo, si los padres recompensan constantemente a los niños por hacer sus tareas a tiempo, querrán terminarlas. Si los padres deciden pagar a los niños por las tareas cotidianas, tienen un incentivo integrado: el dinero. Es sencillo, si los niños no hacen las tareas, no se les paga. Family Money es una excelente herramienta que permite a los padres establecer tareas para los niños. Tu hijo puede completar su trabajo, tomar una foto del trabajo terminado y recibir el pago después de tu aprobación. Cobrar por terminar el trabajo es un tipo de refuerzo positivo. El estímulo verbal por hacerlo bien es otro ejemplo de refuerzo positivo. No olvides reconocer al niño por su ayuda, ya que así refuerzas su autoestima y es posible que desee ayudar con más frecuencia. ¿A quién no le gusta que le den una palmadita en la espalda o que le digan "¡buen trabajo!"?

Elige y descarta tareas. Prueba Family Money gratis durante 30 días*

*Se cobrará $5.99/mes a partir de ese momento, a menos que se cancele antes de que termine la prueba. Consulta Términos de prueba y renovación automática.

Qué leer a continuación...

Ve todos los artículos 
Ve todos los artículos