¿Entender las finanzas personales puede cerrar la brecha de la riqueza racial?

Celebra el Mes de la Historia Afroamericana: Ayuda a tus hijos a aprender información financiera clave.

Del: Equipo de Family Money

02.01.2022

Lectura de 8 minutos

Si bien no hay una solución simple para nivelar el sector financiero, ayudar a los niños a comprender la información básica es importante.

Puntos clave

  • Planifica y ajústate a un presupuesto
  • Paga toda la deuda de la tarjeta de crédito
  • Establece un fondo de emergencia para gastos inesperados

Cerrar la brecha de la riqueza racial para minorías no es una solución fácil por la complejidad del problema. La solución incluye un cambio real en el ámbito económico, educativo y cultural, para nombrar solo algunos aspectos. Las personas de color han sufrido de injusticias históricas por muchas décadas. No obstante, los expertos creen que ampliar el acceso al conocimiento financiero, educación y capacitación laboral puede ayudar a generaciones futuras.

La pandemia cambió por completo nuestro mundo, y muchos pequeños negocios se fueron a la quiebra. Las familias de raza negra e hispanas fueron especialmente afectadas durante el confinamiento. Un estudio reciente de la Reserva Federal observó que:

  • Una familia de raza blanca típica (mediana) poseía aproximadamente $184,000 en riqueza familiar
  • Una familia de raza negra típica (mediana) poseía $23,000 en riqueza familiar
  • Una familia hispana típica (mediana) poseía $38,000 en riqueza familiar

La riqueza, con el fin de este blog, se define como el valor de todos los activos de riqueza de una persona. Se determina por tomar el total del valor del mercado de los activos físicos y no monetarios propios y restarle todas las deudas. Dada la disparidad entre las razas en cuanto a los ingresos promedio, no es sorprendente que las familias de raza negra, blanca e hispanas pobres promedio se encuentren en una situación financiera endeble. Esto es realmente cierto durante una crisis o una recesión en la economía. Las familias con ahorros pueden soportar mejor una emergencia financiera como un despido, una enfermedad o una emergencia.

Parte de la solución puede ser la educación. Sorprendentemente, solo unos pocos estados obligan a los niños a tomar un tipo de curso financiero personal antes de graduarse de la escuela secundaria. Esos estados incluyen Alabama, Arizona, Georgia, Idaho, Iowa, Kentucky, Michigan, Misisipi, Missouri, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah y Virginia. No obstante, el acceso a la educación sigue siendo desigual entre la división racial. La educación financiera entre los estudiantes de raza negra y morena disminuyó al 7.4%. De los estudiantes de bajos ingresos de cualquier color, el grupo que se vería más afectado por la educación financiera, solo al 7.8% se le exige tomar una clase financiera. Investigaciones muestran que una educación financiera personal ayuda a los estudiantes a evitar préstamos contra el sueldo, tener una mejor puntuación crediticia, reducir los saldos de préstamos para estudiantes y evitar deudas de tarjeta de crédito. Se puede hacer algo al respecto. Infórmate y enseña a tus hijos los elementos básicos de la educación financiera. La mejor persona para modelar el éxito que deseas para tus hijos eres tú. Aquí tienes 3 consejos para comenzar.

Budget

Si no tienes un presupuesto, crea uno. Comienza por sumar todo el dinero que recibes del trabajo, manutención infantil, pensión alimentaria, dividendos, etc. Ahora agrega todos los gastos de cada mes, incluso el alquiler o la hipoteca, servicios públicos, deuda de la tarjeta de crédito, préstamos para estudiantes, costos de transporte, pagos de auto, seguro médico, alimentos, comidas en restaurantes, comidas para llevar, etc. Asegúrate de calcular los gastos discrecionales de los que una familia puede prescindir, de ser necesario. ¿Disfrutas del "Happy Hour" de los viernes con amigos, jugar videojuegos por Internet o asistir a conciertos o eventos en vivo y en directo? Luego, compara los 2 pares de números. Con suerte, el dinero que ingresa cada mes es mayor del que sale. Una buena regla práctica es ahorrar entre el 20 y el 25 por ciento del ingreso, gastar el 70 por ciento y donar el resto a una organización sin fines de lucro. Lamentablemente, para algunas familias lograr esa norma parece imposible. No obstante, es importante comprender en qué se gasta nuestro dinero. Si no sabes dónde van los dólares ganados con esfuerzo, ahorrar es casi imposible. Reducir los gastos discrecionales, tener un trabajo extra de tiempo parcial o ajustar los gastos puede ser una buena opción, al menos hasta que el presupuesto esté bajo control. Incluye a tus hijos adolescentes para organizar tu presupuesto. Es un buen ejercicio para enseñarles la importancia de llevar un registro de todos los gastos y qué pasos pueden ser necesarios para ajustarse a un presupuesto. También aclara lo que cuestan las cosas en el mundo real.

Deuda

De acuerdo con Market Watch, en el tercer trimestre de 2021, la población de los EE. UU. sumó $17 mil millones en deudas de tarjetas de crédito, el mismo aumento que en el segundo trimestre. ¿Sabías que el 61% de la población de los EE. UU. tiene una tarjeta de crédito y que los titulares acumulan un saldo promedio de $6,194? Si bien puede valer la pena tener una tarjeta que te ofrezca muchos puntos extras y recompensas adicionales, todos esos puntos no tienen mucho sentido si acumulas un saldo y pagas una tasa de interés alta cada mes. Hay maneras de pagar la deuda de la tarjeta de crédito que incluyen: consolidar préstamos, pedir dinero prestado de familiares cercanos, pagar primero la deuda del saldo de la tasa de interés alto, o pagar el saldo más bajo de inmediato. Investiga y averigua la mejor manera de eliminar la deuda para tu familia. No es una tarea divertida o glamorosa, pero te ayudará a tener responsabilidad fiscal y ser un excelente ejemplo para tus hijos.

Fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es dinero que ayuda a cubrir gastos cuando te ves afectado por una crisis financiera. La pandemia es un ejemplo de cómo un evento inesperado puede afectar de manera negativas las finanzas. ¿Quién hubiera adivinado que casi el mundo entero debió confinarse y que millones de personas perderían sus trabajos? En una escala menor, un fondo de emergencia puede ayudar con una enfermedad inesperada o una reparación importante del auto. Tener dinero ahorrado puede ayudar a las familias a no tener deudas o evitar que las deudas se acrecienten. Quizás estás ahorrando para una compra grande, pero de repente surge un gasto inesperado, como asistir a un funeral de un familiar que vive al otro lado del país. Si tienes dinero ahorrado, no tienes que sacar dinero de ese gran objetivo que estás por lograr. En su lugar, el fondo de emergencia puede cubrir los costos del viaje. La mayoría de los expertos sugieren ahorrar dinero de tres a seis meses de gastos en un fondo de emergencia. No obstante, de acuerdo con una encuesta de Bankrate, menos del 50% de la población de los EE. UU. tiene suficiente dinero en su fondo de emergencia para cubrir 3 meses de gastos. Acumular un fondo de emergencia razonable puede parecer imposible si estás terminando de pagar una deuda o tienes un trabajo con salario bajo. Históricamente, las personas afroamericanas tienen menos acceso a las claves de una base financiera: trabajos estables, salarios más altos y beneficios por jubilación. Es importante ahorrar un poco de dinero cada semana, sin importar lo pequeño que pueda ser el monto. Al ahorrar de manera constante, tu dinero crecerá. Comprender tus finanzas y asegurarte de que tus hijos tengan conocimientos financieros no cerrará la brecha de la riqueza racial. Sin embargo, dejar de estar endeudado y ser consciente de cómo gastas y ahorras tu dinero puede ayudarte a estabilizar tus finanzas personales. A su vez, estos pasos pueden darle a tu hijo una ventaja que realmente se merece.

Ayuda a tu hijo a conocer sobre asuntos de dinero con Family Money. Prueba Family Money por nuestra cuenta por 30 días*

*Se cobrarán $5.99/mes a partir de ese momento, a menos que canceles antes de que termine la prueba.

Consulta los Términos de prueba y renovación automática.

Qué leer a continuación...

Ve todos los artículos 
Ve todos los artículos