Lo que tus hijos deben saber sobre los impuestos

Los impuestos no son algo divertido, pero forman parte de nuestra vida. Aquí tienes algunas sugerencias para explicarles a tus hijos todo sobre los impuestos.

Del: Equipo de Family Money

03.14.2022

Lectura de 6 minutos

Puntos clave

  • Explicar por qué pagamos impuestos
  • Establecer la relación entre los impuestos y los servicios esenciales de la comunidad
  • Analizar tu talón de pago para ver cómo se deducen automáticamente algunos impuestos
  • Enseñarles los diferentes tipos de impuestos
  • Enseñarles a tus hijos cómo se crean los impuestos
  • Motivar a tus hijos para que sean ciudadanos informados

El plazo para pagar los impuestos está por terminar. Aprovecha este momento como una oportunidad para enseñarles a tus hijos todo sobre los impuestos. No es necesario entrar en detalles, es mejor que no te compliques. Usa actividades cotidianas para que la charla sea divertida y fácil de entender.

La próxima vez que vayas de compras con tu hijo muéstrale lo que costó la compra. Cuando llegue el momento de pagar, asegúrate de mostrarle cualquier diferencia entre el costo de un artículo y el total pagado. Suele haber una diferencia que oscila entre unos pocos centavos y varios dólares, según el costo del artículo y el tipo de impuesto.

Explícale a tu hijo que el dinero extra es un impuesto que se paga al gobierno. Los impuestos son sumas de dinero obligatorias que los ciudadanos pagan al gobierno para el mantenimiento de instalaciones o servicios específicos. De regreso a casa, muéstrale ejemplos del mundo real de lugares u organizaciones subvencionadas con los impuestos, como parques, carreteras, puentes, hospitales y escuelas, así como servicios financiados por el gobierno, como la policía y los bomberos. Es importante que la charla con tus hijos sea fácil de entender y solo proporcionar ejemplos de cómo gastas el dinero de los impuestos. Podrías preguntar qué cosas creen que deberían subvencionarse con los impuestos.

Cuando tu hijo haya llegado a la escuela secundaria, podrá entender todos los tipos de impuestos. Además de los impuestos de ventas, existen los impuestos sobre la renta, los impuestos sobre la propiedad, los impuestos indirectos y los impuestos sobre el patrimonio, así como muchos otros tipos de impuestos. Una buena forma de iniciar la charla con tus hijos es mostrándoles tu talón de pago. Analiza tus contribuciones al Seguro Social, Medicare, los impuestos federales, estatales y locales, y explícales el propósito de cada impuesto. Estas son algunas de las definiciones de los impuestos más comunes que puedes compartir con tus hijos adolescentes y preadolescentes.

El impuesto de Seguro Social es el impuesto que se cobra tanto a los empleadores como a los empleados para financiar el programa de Seguro Social en los EE. UU. El impuesto de Seguro Social se recauda como un impuesto sobre el salario de empleados que se establece en la Ley Federal de Contribución al Seguro Social, conocida comúnmente como FICA. Estos impuestos financian las prestaciones de jubilación, discapacidad y supervivencia que millones de estadounidenses reciben cada año de la Administración del Seguro Social.

El impuesto de Medicare, también conocido como "impuesto de seguro hospitalario", es un impuesto federal de empleo que financia una parte del Programa de Seguro de Medicare. Medicare es un seguro médico federal para personas mayores de 65 años, así como para algunas personas más jóvenes con discapacidades. Al igual que el impuesto de Seguro Social, el impuesto de Medicare se deduce automáticamente del salario del trabajador.

El impuesto federal sobre la renta de EE. UU. es cobrado por el Servicio de Impuestos Internos (IRS) sobre los ingresos anuales de personas, compañías, fideicomisos, etc. Los impuestos federales sobre la renta se aplican a todas las formas de ganancias que componen la renta imponible de un ciudadano, incluidos los sueldos, salarios, comisiones, bonificaciones, propinas, ingresos por inversiones, etc.

El impuesto estatal sobre la renta es recaudado por un estado sobre cualquier ingreso obtenido en o desde el estado. En tu estado de residencia, puede significar todos los ingresos obtenidos en cualquier lugar. Al igual que el impuesto federal, el impuesto estatal sobre la renta se autoliquida, lo que significa que los contribuyentes presentan las declaraciones de impuestos estatales requeridas. ¿Sabías que a partir de 2022, ocho estados no tienen el impuesto sobre la renta? Alaska, Florida, Nevada, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, Washington y Wyoming. Nuevo Hampshire no grava los salarios y se unirá a esa lista en 2027 cuando termine de eliminar la tributación de los ingresos no ganados, como los intereses y los dividendos.

El impuesto indirecto es un impuesto legislado sobre bienes o servicios específicos en el punto de venta, como el combustible, tabaco y alcohol. La próxima vez que recargues tu combustible, señala los impuestos que estás pagando por eso.

El impuesto sobre el patrimonio se recauda tras el fallecimiento de una persona para la cesión de bienes a sus herederos. Consiste en un recuento de todo lo que tiene la persona fallecida. En 2021, el impuesto federal sobre el patrimonio se aplicaba generalmente a los activos con un valor superior a los $11.7 millones, pero en 2022, se elevó a $12.06 millones. Por lo general, el cónyuge de la persona fallecida no paga el impuesto sobre el patrimonio. Un profesional fiscal es la persona más idónea a quien hacerle preguntas más específicas.

Puede resultar bastante ilustrativo comparar tu salario bruto y tu salario neto. El salario bruto es lo que se gana antes de que se retengan los impuestos, las prestaciones y otras deducciones del salario. La cantidad que queda después de contabilizar todas las retenciones es el salario neto.

Prioriza que tus hijos comprendan la finalidad de los impuestos y cómo, cuándo y dónde se presentan cada año. Es mejor iniciar la charla sobre los impuestos a tiempo, en lugar de esperar hasta que sean mayores y se enfrenten a una situación fiscal potencialmente más complicada. Los niños deben entender que la declaración de los impuestos es una responsabilidad anual importante, aunque todavía no tengan que hacerlo. Una vez que tus hijos tengan un trabajo o estén acumulando ingresos pasivos para inversiones, ayúdales a mantenerse organizados y recuérdales la importancia de guardar los formularios W-2, los recibos y cualquier otro documento necesario para su presentación. Anima a tus hijos adolescentes que trabajan a presupuestar sus impuestos para que no esperen hasta el último momento para presentarlos. La temporada fiscal comienza en enero, pero el lunes 18 de abril de 2022 es la fecha límite de presentación para la mayoría de los contribuyentes (a menos que se pida una prórroga), así que asegúrate de marcarla en el calendario.

Llegado este punto, tus hijos adolescentes que trabajen podrían preguntarse por qué se deduce tanto de su sueldo en concepto de impuestos. Recuérdales que el gobierno crea los impuestos y que deberían conocer un poco sobre las funciones del Congreso. El Congreso debe sancionar leyes para aumentar o disminuir los impuestos. Es importante que tus hijos entiendan el rol del gobierno, que se conviertan en ciudadanos informados y que sean conscientes de las cuestiones electorales.

Ayudar a tus hijos adolescentes a entender la relación entre los impuestos y los servicios esenciales de la comunidad puede ayudarles a tomar decisiones informadas cuando sean adultos. Es importante que los padres ayuden a desmitificar todo sobre los impuestos, ya que es un paso importante en la educación financiera de sus hijos.

Prepara a tus hijos para aplicar sus conocimientos financieros exitosamente. Prueba Family por 30 días por nuestra cuenta.*

*Se cobrarán $3.99/mes a partir de ese momento, a menos que canceles antes de que termine la prueba. Ve los Términos de prueba y renovación automática.

Qué leer a continuación...

Ve todos los artículos 
Ve todos los artículos